miércoles, 31 de agosto de 2011

Patatas caramelizadas

Estas patatas son un acompañamiento un poco especial. Os recomiendo que las hagáis para acompañar carne en un día que queráis festejar algo. Son algo laboriosas, pero realmente deliciosas.
Necesitaréis patatas pequeñas-tipo francesa- sin trocear, azúcar, agua,aceite, mantequilla y sal.
Después de pelar las patatas y salarias al gusto, freirlas en una sartén con abundante aceite. Una vez que estén hechas por dentro y ligeramente doradas por fuera sacarías de la sartén y escurrir el aceite.
En una tartera bajita haréis un caramelo ligero con el azúcar y el agua, debe de quedar ligero, ya que hay que rebozar las patatas en el caramelo. Hay que rebozarlas de una en una para evitar que se peguen. Una vez que están cubiertas de caramelo hay que ponerlas en una fuente con el fondo untado de mantequilla, así no se pegarán. Como el proceso es un poco lento, podéis mantenerlas calientes en el horno ligeramente templado, no demasiado para que el caramelo no se derrita. Espero que os gusten ¡Están buenísimas!

Ruta 566/ O Brigada

Tiene una ruidosa terraza por encima de la carretera, pero con una vista espectacular de la playa de Vilarrube. Se puede contemplar si la marea baja o sube y en temporada ver a los mariscadores como recogen las coquinas, típicas de esta zona.
A cargo de este mesón, está una joven pareja que se esmera en servir los platos de siempre incorporando las tradiciones de la zona. En O Brigada es una buena elección pedir el marraxo a la plancha, servido en filetes adobados con ajo y perejil y acompañado de patatas. Es una generosa ración a la que podemos añadir una buena ensalada con un producto estupendo como la lechuga rizada para completar un gran almuerzo.
Preparan muy bien cualquier molusco de concha, los pescados a la plancha, y el raxo -lomo de cerdo adobado. Como colofón y para hacer una buena digestión te recomiendo un buen paseo por la playa. Desde la esquina sur del arenal podemos contemplar una maravillosa vista del puerto pesquero de Cedeira y los acantilados próximos a Punta Candieira.

martes, 23 de agosto de 2011

Ruta 566/ Casa Caneiro

Otro de los restaurantes/ tabernas de la ruta 566 es Casa Caneiro. Se encuentra en Pantín , playa famosa por su prueba del Campeonato Mundial de Surf, en la provincia de A Coruña. Tiene unas vistas espectaculares de la playa de Vilarrube y de la ría de Cedeira.
Las coquinas, son el plato estrella, en esta zona se llaman navajas, aunque durante el verano están en veda y tendremos que esperar un poco para degustar as.
Es famoso también por sus almejas y berberechos en salsa, sólo se pueden describir con una palabra, deliciosos. También son famosas las zamburiñas, preparadas de forma muy natural y asombrosamente frescas. Los percebes recién cogidos y a muy buen precio. Todo lo que se come en Casa Caneiro es marisco de concha. El vino es el típico de la zona y acompaña de manera increíble lo que allí se puede degustar. De lo que no me voy a olvidar es del pan, inmejorable, pero altamente peligroso ya que puede crear adicción.

lunes, 22 de agosto de 2011

Ruta 566/ El Puntal

En la carretera AC 566, a pocos kilómetros antes de llegar a la Vila de Cedeira, en A Coruña, nos encontramos con el restaurante El Puntal. Está situado en un rincón lleno de encanto, en la frontera entre los municipios de Valdoviño y Cedeira. Podemos degustar desde su famosa tortilla de patata - realmente fantástica- hasta los productos más típicos de la tierra; almejas a la marinera y calamares recién cogidos en la ría, lo mismo que los percebes cogidos en la zona y sin olvidarnos del raxo - producto típico de esta zona de Galicia- todo acompañado por vinos típicos gallegos, tanto blancos como tintos. Lo cierto es que es tan importante degustar los manjares, en el punto exacto y con la frescura de lo recién capturado de la ría o de los acantilados, como pararse a relajarse en la ribera del río o del estuario de la playa de Vilarrube. En cuanto a los caldos lo mejor es dejarse aconsejar.
Además de una estupenda materia prima y una mejor preparación de la misma, el interior del restaurante nos invita a disfrutar de esta deliciosa comida. El comedor es perfecto con su vieja lareira y sus techos y paredes decorados con vigas de madera haciendo el lugar realmente acogedor.